Carros eléctricos: 5 verdades y mitos

Los Carros eléctricos se impulsan con motores eléctricos, estos se alimentan de baterías de ión-litio, son recargables en los enchufes convencionales de las casas en un tiempo que puede ir desde 20 minutos a 8 horas, según el modelo.

En nuestra sociedad, los vehículos eléctricos no son muy comunes debido a que tenemos ciertas apreciaciones sobre este tipo de automóviles, que condicionan nuestra decisión a la hora de adquirir un nuevo, por ejemplo que son más caros, su batería dura poco… (Lea también: Consejos para disminuir el consumo de combustible)

Mitos que nos han vendido

A continuación encontrarás 5 mitos sobre los Carros eléctricos que tal vez has creído:

  1. Requieren mayor mantenimiento: Realmente el ahorro en el mantenimiento de los Carros eléctricos es del 30 por ciento, en comparación con un vehículo de combustión interna.
  1. Usar estos vehículos no genera gran impacto sobre la calidad del aire: Además de contribuir con la conservación del medio ambiente, al no generar monóxido de carbono, no genera residuos de aceite, lo cual no contamina el agua. Mejora real del entorno y el medio ambiente.
  1. No alcanzan la misma velocidad que un automóvil tradicional: La velocidad máxima que alcanza en promedio es de 145 km/h, velocidad suficiente que incluso sobrepasa los límites permitidos en nuestro país.
  1. Son más pequeños que los vehículos tradicionales: Debido al nivel de desarrollo de las baterías y la innovación, hoy en día podemos encontrar Carros eléctricos familiares con capacidad para cinco pasajeros.
  1. Son más caros que los convencionales: Estos automóviles terminan siendo incluso más baratos teniendo en cuenta el ahorro en gasolina o dieselLos especialistas prevén que su precio tenderá a reducirse cuando aumente su oferta y será más competente con los autos de combustión.