5 razones comunes por las que un carro no pasa la revisión técnicomecánica

Realizar la revisión técnicomecánica a tiempo además de ser un requisito para transitar por las vías de nuestro país, es un procedimiento que ayuda a los conductores a cuidar de su propia seguridad y la de los demás actores viales.

Hay distintas razones por las que un vehículo no aprueba la revisión y no aprobarla significa que el carro en el que estamos movilizándonos no cumple con los requisitos necesarios para garantizar un desempeño óptimo.

Durante el proceso de la revisión técnicomecánica se examinan distintos aspectos y sistemas del vehículo tanto interna como externamente.

Estas son las cinco razones más comunes por las cuales un automóvil no pasa la revisión técnicomecánica:

  1. Prueba de gases: Las emisiones de gases que el vehículo libera al medio ambiente deben estar dentro del rango de los niveles permitidos de contaminación. Realizar la sincronización del motor, hacer mantenimiento preventivo y cambiar los filtros pueden ser buenas estrategias para aprobar este punto de la revisión.
  2. Llantas: Si las llantas están muy lisas o demasiado desgastadas, es probable que el carro sea rechazado por que las llantas no cuentan la adherencia suficiente con el pavimento para maniobrar correctamente.
  3. Luces: Cuando alguna de las luces delanteras o traseras se funde, es necesario cambiarla lo antes posible para evitar problemas de visibilidad. Tener alguna de estas luces fundidas es causa de rechazo.
  4. Frenos: En esta etapa se evalúa que no exista un desequilibrio en las llantas al frenar, también se verifica la eficacia de frenado midiendo el tiempo y la distancia que el carro ocupa para detenerse por completo.
  5. Revoluciones: Durante la revisión, también se verifica que el automóvil no presente inestabilidad en las revoluciones del motor.