Aunque no lo creas tu carro también se dañan por falta de uso

No es muy común que alguien invierta su dinero en comprar un carro para dejarlo quieto durante mucho tiempo, aunque hay personas que creen que manteniendo el auto parqueado para no añadirle kilometraje este puede representar un ingreso mayor al momento de venderlo. Sin embargo no es así, cuando un automóvil dura mucho tiempo detenido pueden generarse en sus sistemas distintos tipos de averías, algunas más graves que otras, pero en fin averías.

También puedes leer: Top 5 mentiras y verdades sobre la gasolina

Esto es lo que puede pasarle a tu carro si lo dejas quieto durante mucho tiempo:

  1. Daños en el motor: El motor es la pieza que más sufre en este caso, al no girar el motor, el aceite se escurre hacia el cárter y las paredes de los cilindros provocando que los pistones se quedan secos y se oxiden, además estos terminan pegándose.
  2. Fugas de aceite: Como hemos aprendido, las piezas del motor necesitan ser lubricadas para mantener el motor equilibrado. Cuando el carro no se mueve durante mucho tiempo, las piezas se resecan y se agrietan provocando fugas internas. En este caso no hay nada que hacer más que llevar el carro al taller rápidamente.
  3. Problemas con los frenos: El líquido de frenos debe cambiarse obligatoriamente cada dos años, pues contiene un éter que termina convirtiéndose en agua y que genera problemas en los frenos por ebullición del líquido.
  4. Neumáticos deformados: La deformación será inevitable si el carro está mucho tiempo parqueado, si no tienes otra opción que dejarlo quieto puedes comprar unos caballetes especiales que sirven para apoyar los neumáticos y evitar que estos toquen el piso.
  5. Caja de cambios: La caja de cambios y los diferenciales necesitan aceite para mantenerse limpios y lubricados, por falta de uso los piñones se oxidan, al igual que los sincronizadores y las horquillas.