¿Cómo conducir por montañas?

Conducir por una carretera plata no es igual que manejar por una montaña, pues lo segundo requiere de una serie de hábitos y técnicas de conducción más exigentes.

Debido a que las características de la carretera afectan el comportamiento de los vehículos en aspectos como la capacidad de frenada, la aceleración, la adherencia de los neumáticos y el consumo de gasolina, hoy vas a aprender algunas técnicas para cuidar tu carro en estas oportunidades.

También te puede interesar: Síntomas de que tu carro está perdiendo fuerza

Además estos consejos te serán útiles para reducir el consumo de combustible y el desgaste mecánico.

PARA EL ASCENSO

Lo ideal mientras subes por una carretera de montaña es no tocar el pedal del freno, en cambio debes aprovechar la pendiente y la retención del motor, lo cual permite que el carro vaya desacelerando de forma natural lo suficiente cuando se acerca a cada curva.

Conducir con una fuerte aceleración tampoco es la solución pues este comportamiento forzaría al conductor a frenar con frecuencia lo cual aumenta el consumo de combustible.

Como conclusión y en caso de ser necesario, baja la velocidad por medio de la caja de cambios para tomar las curvas demasiado cerradas o de pendiente muy pronunciada donde se necesita de mayor potencia.

PARA EL DESCENSO

La hora del descenso por una carretera de montaña es el momento más peligroso de todo el trayecto. En este caso debes presionar el pedal del acelerador lo menos posible, para evitar que el consumo de combustible se incremente de forma innecesaria y por supuesto para que puedas controlar mejor el carro, evitar que derrape en las curvas y tener mayor capacidad de respuesta en caso de encontrarte con un obstáculo sobre la vía.

Tampoco debes mantener tu pie sobre el pedal del freno, este comportamiento los degasta prematuramente y los puede llegar a sobrecalentar. Nunca pongas la caja de cambios en punto neutro durante el descenso, esto incrementa el riesgo de sufrir un accidente debido a que el carro no cuenta con la retención propia del motor, además consumirás mayor cantidad de combustible.