Lograr disminuir el consumo de combustible es un factor que se debe tener en cuenta al comprar un vehículo, pues el costo de este es un gasto que no podemos evitar. A continuación algunos consejos para ahorrar combustible y dinero:

  1. Elige el vehículo adecuado de acuerdo a tus necesidades: Para la ciudad es recomendable usar vehículos pequeños, pues son los más económicos y fáciles de maniobrar. Cuentan con un ágil nivel de aceleración, versatilidad de desplazamiento y facilidad de parqueo, entre muchas más cualidades que los hacen atractivos para personas que se movilizan solas o en grupos pequeños.
  2. Manejar correctamente la caja de cambios: Conducir el vehículo según las revoluciones indicadas en el manual del usuario mejora el consumo de gasolina, ya que al manejar revoluciones muy altas se aumenta el consumo de combustible y se reduce la vida útil del motor, cabe anotar que las revoluciones demasiado bajas generan el mismo efecto sobre este. Recuerda que todo tiene un límite.
  3. Tomar en cuenta la potencia: Acelerar y frenar continuamente, y acelerar en frío provocan mayor consumo de combustible del necesario.Acelerar suavemente y hacer los cambios de velocidad de forma progresiva contribuye al ahorro del combustible, pues se alcanza un mayor nivel de potencia. Es indispensable conocer el manual de tu vehículo para aprovechar al máximo la potencia de su motor.
  4. Pensar con anticipación: Es importante prestar atención a los demás vehículos que transitan por la vía, esto ayudará a disminuir el uso del freno y como consecuencia el consumo de gasolina. Al subir o bajar una pendiente se debe mantener la velocidad constante, durante la subida no se debe forzar el motor y durante la bajada el vehículo se debe impulsar por su peso.
×