¿Cómo frenar una moto correctamente?

Conducir una motocicleta es una experiencia fabulosa para los amantes de la velocidad y la libertad, además de ser un medio de transporte ágil y sencillo para quienes deben movilizarse a diario por ciudades tan congestionadas como la nuestra.

Para evitar vernos involucrados en accidentes de tránsito en los cuales las motos resultan ser casi siempre las más perjudicadas, debemos aprender una serie de maniobras básicas que nos harán más fácil movilizarnos en estas.

En este artículo, te enseñamos como frenar una moto correctamente para evitar caídas o choques con otros vehículos por falta de espacio al detenerte.

Primero que todo debes saber que las motocicletas tienen dos ejes de frenado fundamentales: eje delantero y eje trasero, al presionar los frenos el peso de la moto y de los ocupantes de esta se trasladan a la parte delantera haciendo que la llanta tenga mayor agarre con el pavimento.

Accionar los frenos delanteros con demasiada fuerza sin el tacto que se requiere, puede hacer que la moto derrape o en el peor de los casos que la parte trasera de esta se eleve y el motociclista no logre equilibrarla a tiempo para evitar una caída. Por otra parte, el freno trasero sirve como estabilizador de la motocicleta y permite que la moto se detenga gradualmente, aunque al igual que el freno delantero, cuando este se presiona con demasiada rapidez y brusquedad pueden ocasionarse accidentes.

Debes tener en cuenta que aunque el freno trasero genera mayor estabilidad y disminuye el riesgo de derrapar o caer, la distancia de frenado se incrementa considerablemente, mientras que al accionar el freno delantero la velocidad desciende demasiado rápido.

En conclusión, lo que recomendamos hacer para detener una moto es oprimir primero el freno trasero gradualmente y cuando la velocidad se haya reducido considerablemente, complementar esta acción con el freno delantero. Recuerda que este proceso requiere tiempo y espacio, así que si no tienes mucha experiencia conduciendo motocicletas, evita alcanzar altas velocidades para que no te resulte tan complicado detenerte cuando lo necesites.