Los 4 ruidos del carro que no pueden pasar desapercibidos

Cuando el carro empieza a emitir algún sonido extraño, es claro que debemos preocuparnos y buscar una solución lo más pronto posible, pues en caso de no hacerlo es muy probable que nos quedemos varados en cualquier momento.

Los ruidos por lo general indican fallas urgentes que deben ser reparadas para evitar que se produzca un daño mayor en alguna pieza o sistema del carro.

Lea También: La importancia de la sincronización del motor

A continuación encontrarás los 4 ruidos más preocupantes que no pueden pasar desapercibidos:

  1. Ruidos secos o crujidos: Si al pasar por un policía acostado o un resalto en la vía escuchas una especie de crujido o ruido seco lo más probable es que haya un problema en el tren delantero, específicamente en la suspensión o en la dirección. Lo más común es que los amortiguadores o rotulas tengan alguna avería, sin embargo en ocasiones el problema puede ser de la barra estabilizadora. Para evitar poner en riesgo tu seguridad o tener que reparar una avería más seria y costosa, pasa por el taller lo más pronto posible.
  2. Golpeteo del motor: Cuando el sonido es suave puede deberse a que un pasador del pistón se encuentre flojo, en este caso es urgente cambiarlo de inmediato.

Si el ruido aumenta mientras aceleras puede ser que haya un problema en los cojinetes del cigüeñal, lo cual indica que el motor está a punto de terminar su vida útil. Sin embargo en algunos casos simplemente hace falta una buena sincronización para eliminar este molesto sonido.

  1. Rechinar de los frenos: Este ruido puede deberse a que las pastillas estén demasiado gastadas y que los discos se están comenzando a afectar. Si acudes a tiempo al taller, puedes evitar el gasto de cambiar los discos.
  2. Detonación:Si al acelerar escuchas unos ruidos consecutivos de detonación, puede deberse a la calidad del combustible que usas. Si el problema es la gasolina que compraste últimamente, pueden ocurrir problemas para arrancar debido a que la cámara de combustión no puede trabajar eficazmente. Para solucionarlo, acude al taller lo más pronto posible pues este problema puede dañar los pistones.